John Vermeiren

John Vermeiren es un exitoso cultivador de tomates de Bélgica desde hace muchos años y trabaja con Meteor Systems desde los años 90. Mientras tanto, su empresa ha crecido hasta tal punto que posee varios invernaderos de tomates junto con sus socios, entre ellos VW Tuinderijen 8,3 ha, Hortipower 14,5 ha, VW Maxburg 10 ha, Meerfresh 13,6 ha y otras 38 ha en América.

John Vermeiren opina sobre Meteor Systems


Compré mis primeros productos de Meteor ya a mediados de la década de 1990. Todavía recuerdo que Meteor Systems era una de las primeras empresas del mundo en introducir las canaletas de cultivo. Tenía muchas ganas de dejar de cultivar al aire libre. Después de todo, el sustrato de cultivo es más firme, las raíces no tienen que estar en contacto con el suelo y las condiciones de ventilación bajo las canaletas hacen que las plantas jóvenes sean mucho más activas. En las primeras etapas del cultivo ahorras en mano de obra, ya que el cuidado es mucho más fácil.


Una de las principales ventajas de Meteor es el trato personal y el hecho de que trabajas junto con ellos en las nuevas técnicas de cultivo. Por ejemplo, diseñamos juntos unas abrazaderas combinadas para sujetar al mismo tiempo la manguera de CO2, el tubo calefactor y la manguera de riego. Otro aspecto importante para mí es que todo es bonito y compacto, está bien acabado y va donde se supone que tiene que ir.


Siempre he mantenido un estrecho contacto con Chris, y ahora sucede lo mismo con Peter Lexmond. Rens Wijnen se ocupó de toda la tecnología hidráulica. Hace algún tiempo tuve problemas de flujo irregular en los goteros. Reaccionaron rápidamente y empezamos a investigar juntos qué había pasado. Hicimos pruebas exhaustivas de todo, desde la instalación hasta el gotero. Esto es lo bueno de nuestra relación de trabajo: las líneas de comunicación son muy directas y sus productos son sólidos y duraderos, algo a lo que están plenamente comprometidos.

De Kruidenaer

Realmente disfruto trabajando con Meteor. Ambos participamos por igual en la creación, pero cada uno contribuye en su propio campo de conocimientos. Y esa es una de las cosas que me gustan de trabajar con Meteor.